La acuarela me permite llegar al color, llegar a la transparencia y tratar desde allí plasmar lo que a mis ojos cautiva.
El agua dibuja,el pigmento da vida.
Es magia, es un instante congelado en la retina.

En la playa


En la playa.
Es mi última acuarela.
Me encanta recordar la emoción de la chiquilina cuando por fin fue a la playa.
El agua es mágica en los niños.
Con qué alegría esperan la venida de esa ola que a medida que se acerca se va haciendo dócil.
Qué alegría de constructores, haciendo castillos, puentes y sirenas.

7 comentarios:

Pamela dijo...

Qué hermosa! la guagua fue por segunda vez a la playa ayer, la primera cuando estábamos en Chile, y también, era ver su alegría y cómo corría dando vueltas y gritando toda eufórica.

Hermosa tu acuarela, Marcelín
besos y abrazos

eflores dijo...

Preciosa acuarela Marcela, es un muy buen trabajo, saludos

Empezando a pintar dijo...

Apenas has empezado y ya eres toda una maestra!
Te felicito, te ha quedado estupendo.

Aquellen dijo...

Manita! Porqué sacaste la acuarela anterior de tu blog?
Cada día estás mejorando increíblemente.
Besos y abrazos a tí, Preciositas y preciositos.
Muac!

Aquellen dijo...

UPS!
Corrección... Ya encontré la otra acuarela.:P

Claudia dijo...

Un hermoso trabajo Marce, te felicito

jaime dijo...

Maravillosa acuarela! me recuerda a las obra del maestro Sorolla.

Felicidades.
Jax