La acuarela me permite llegar al color, llegar a la transparencia y tratar desde allí plasmar lo que a mis ojos cautiva.
El agua dibuja,el pigmento da vida.
Es magia, es un instante congelado en la retina.

El Sur.


¿Será posible el Sur, será posible? es una canción antigua de Mercedes Sosa.
Hoy para mí ha sido posible.
Estas acuarelas son las últimas que he podido hacer, robándole el tiempo a la cocina y a la sozobra de las tardes de fin de semana.
Es como si respirara lo que veo, el aire y la vista en uno solo, se maravilla uno de otro, los percibo por los poros, los ojos se me hacen poco, lo quiero ver todo más allá, lo que ocultan las piedras, lo que la sombra no me muestra. Es imposible quedar sin conmoverse a la maravilla, a la naturaleza en su esplendor, en su magnificencia, en su absoluto poder.
Claro, mis acuarelas no lo reflejan. Pero ya lo harán. Ya lo harán. Y mi Sur se hará posible una vez más.

2 comentarios:

Alucine dijo...

Hola guapísima!!!! veo que la vida sigue, tortuosa siempre hacia adelante... y por supuesto que sigues decaorando el mundo con tu alegría.
Que decir de que veo grandes mejoras en tus pinturas, sobre todo en esta: luces y sombras en perfecta armonía, y una soltura tremenda; me encanta.
Gracias por seguir enseñandote. Un fuerte abrazo. Tu amigo Adán.

Estrella Altair dijo...

Hola vengo del blog de CALA y me he quedado un rato a ver tus pinturas, son lindas.. claras y luminosas.... me gustan..

Vendré por aqúi otras veces para ver como va tu obra creativa.

Un abrazo